viernes, 27 de febrero de 2009

5

Alterando........Jueces

Cada vez hay más gente que altera cartas. Pensando en ello he recordado una entrada que publicó Amaia y que, creo, todo alterador debería tener en cuenta.


Está claro que en los encargos se pinta lo que te piden, ni más ni menos, por lo que la jugabilidad y su riesgo queda a discreción del que realiza el encargo. Pero en el caso de encargos libres o trabajos para nosotros mismos, la información sobre lo habitualmente aceptable nunca sobra. Luego cada uno que haga lo que le rote, porque también hay personas que sólo las quieren como parte de su colección y les da igual su jugabilidad.

En casa, hace tiempo que decidimos intentar cumplir con las ambiguas normas de "legalidad" para evitar posteriores problemas y malos rollos que no benefician a nadie, ya que ellos sí las juegan en torneos sancionados. Sinceramente, no considero al colectivo de jueces como un grupo de personas que vaya a los torneos pensando a quien pueden tocarle las narices con el tema. A Buti, sin ir más lejos, lo he leído ya en varias ocasiones explicando el tema en foros, precisamente ,para ahorrar sorpresas.

Jueces, los hay mejores y peores en el ejercicio de su profesión, pero eso es así en todos los ámbitos de la vida. Cada uno de nosotros tiene colegas en los que se hace patente este principio . Incluso, nosotros mismos, tenemos días mejores y días peores.

Eso no quita, que un día de éstos me de la vena y rompa todas las normas. Que hace tiempo que no me peleo con Omar y ya lo echo de menos.



Share/Save/Bookmark

5 comentarios. Escribe aquí el tuyo:

Xangel dijo...

Muchas gracias Nana.

Esto va siempre muy bien.

Nana dijo...

El mérito es todo de Amaia, ella fue quién se curró la entrada. Y creo que hay que agradecerselo a ella en su blog.
Yo sólo me peleo con los jueces, eso sí, luego sus novias me dan a probar las bravas, mu bravas.

Nana dijo...

Uys, que no parezca lo que no es.
Es que en el último torneo que coincidimos, mi hermano se prendó de ir a tomar bravas a un bar que las anunciaba como: "Bravas, mu, mu,muuuuuuu bravas".
Total llegamos todos, nos sentamos tropecientos y la madre, (Toni Micol y mi hijo mayor echándose unas partidas, cómo si con ellos no fuera la cosa) pedimos "bravas mu bravas" y la buena mujer nos dice que la cocina está cerrada. OMG!
En éstas, llegan Omar, Raúl Rabionet, Nerea y no me acuerdo de más nombres (sorry!), piden "bravas, mu bravas" y ¡se las ponen!.
Alucinada se lo comento a Nerea, y mu güena ella, me las da a probar. A la señora no le quedó más remedio que hacernos otras. Pero, que conste, que de "mu bravas", ná de ná.

Xangel dijo...

Jejeje, no parecia nada tampoco, aunque se agradece la explicación.

ottocomic dijo...

Había leido el artículo, porque cuando me empecé a interesar por el tema de las alteraciones era una cosa que me llamaba mucho la atención.
La verdad es que si se sigue escrupulosamente todas las normas, creo que el trabajo del alterador está bastante condicionado…..supongo que lo del texto parece lo más dudoso de tenerse que cumplir, como bien dice el artículo si la carta está en coreano, ya me dirás…..el caso es que siempre se puede intentar ser selectivo (aunque a nivel profesional intuyo que el cliente manda) como se altera, si el texto queda muy tocado dejar más visible el dibujo original o viceversa así aparte del nombre, tipo y f/R siempre hay un elemento más…..

Publicar un comentario