domingo, 23 de marzo de 2008

2

Ese Mogg Fanatic amotinado......

fanatic mogg by NanaOtro regalito. En este caso para un gran amigo de mi hijo a quien le encanta el anime Naruto.


Aunque vaya con retraso: ¡Muchas felicidades Eric y un .............




Acrílicos preservados mediante barniz brillante
al agua aplicado a pincel



Sigue leyendo

martes, 4 de marzo de 2008

2

Muchas filisidadeeeeeee Manué

caliz_del_vacio by NanaAquí el tipo éste del Cáliz del Vacío que se ha empeñado en hacerte una paella para tu cumple, tal como indicaste hace meses.
Con ese gorro que sa puesto xd, que no sabe uno si es que ha metido la montera dentro del tricornio o le ha robado el gorro cocinera a la novia de Mickey Mouse.
Aunque cuidaito, porque es la bestia camuflada.


Snif... Espero que te guste. La paella, digor

detalle paella by Nana







Acrílicos preservados mediante barniz brillante al agua aplicado a pincel

Sigue leyendo

lunes, 3 de marzo de 2008

0

El arte mata

No tengo palabras, sólo una sensación de impotencia e incredulidad que me invade.
¿Puede alguien matar de hambre a un animal en nombre del arte?
Pues parece ser que sí. Guillermo Vargas Habacuc si puede. Y además se le recompensa. Y además lo permitimos.
Miraos este magnífico enlace y que cada uno juzgue por si mismo:

El Amarillismo de Guillermo Vargas Habacuc


Después de leerlo y ver las imágenes del pobre animal podéis firmar el boicot a la presencia de Guillermo Vargas Habacuc en la Bienal Centroamericana Honduras 2008.

Dicho "sujeto" pretende dar lecciones a toda la humanidad sobre la hipocresia.
Menudo peligro. ¿Os suena de algo eso de que "el fin justifica los medios"?

No puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué no se ató a si mismo y se dejó morir de hambre para demostrar esa gran hipocresia? ¿Por qué siempre sufren los más vulnerables los arrebatos de los "iluminados"?

Sólo tengo una respuesta: Porque además de tener el alma negra, es un cínico cobarde como tantos otros que le han precedido matando seres inocentes en nombre de valores y principios que no se creen ni ellos.

¿Querías ser famoso Guillermo? Bien, ya lo eres, a costa de la tortura y la falta de escrúpulos. Pero lo eres.

Sigue leyendo